Cómo Superar El Miedo Escénico

Cómo superar el miedo escénico

Muchos buscan superar el miedo miedo escénico, este se define como una respuesta psicofísica del organismo, comúnmente intensa, que surge como consecuencia de pensamientos anticipatorios catastróficos, sobre la situación real o imaginaria, de hablar o hacer alguna acción en público.

Con esta definición, podemos extraer una primera conclusión clara: Tenemos miedo, porque visualizamos el fracaso, algunas veces porque recordamos hechos anteriores y otras, porque nos lo imaginamos.

Pero también podría ser, que el miedo escénico sea una simple cuestión ambiental. Se habla tantas veces de pánico escénico, hay tantos libros, artículos, vídeos y cursos sobre superar el temor al escenario y es un tema tan popular, que nos parece normal sentir este miedo.

Sin embargo, si estas en un ambiente en el que la gente habla sin temor en cualquier circunstancia, hasta improvisando (breves o no tan breves) discursos, que se expresa cómodamente y te cuenta las maravillas de dar conferencias o clases, todo sería muy diferente. Los que tienen contacto con una persona sin miedo escénico, están deseando probar el sabor del éxito al final de una ponencia.

Algunas pautas para vencer y superar el miedo escénico:

Si nunca lo has hecho, no temas

Si nunca has hablado en público y tienes que enfrentarte a esto, lo mejor es fijarse en la gente que disfruta haciéndolo. Observa cómo se mueve, lo bien que se siente, lo seguro que se muestra. Busca vídeos de gente dando conferencias, observa la seguridad que transmiten. Un truco: ponte delante de un espejo en tu casa y haz lo mismo.

También, concéntrate en los aplausos del final, en la cara de interés del público. Ahora, métete en su piel y visualízate. ¿Qué sientes?

Si fracasaste en el pasado, aprende de tus errores

Que hayas tenido una situación negativa en el pasado, no significa que siempre sera así. Lo primero que debes hacer es pensar en lo qué pasó, pero no en el resultado, sino en tu actitud antes, durante y después del evento.

Aveces nos dejamos influir por nuestras experiencias pasadas y las convertimos en nuestras referencias. En cierta medida es correcto, pero siempre y cuando aprendamos de esto. Analizar y pensar sobre lo que salió mal, nos ayudará a aprender y corregir errores de cara al futuro. Así, en lugar de dejar que estas experiencias nos condicionen de forma negativa, nos servirán de aprendizaje.

Hasta los conferenciantes más brillantes tuvieron sus inicios. Algunos inicios marcados por los nervios y la inseguridad. Por el miedo al fracaso y al “qué dirán”. Pero poco a poco y a medida que analizan sus fallos, van ganando en confianza. La mejor forma de superar este miedo es exponernos a él. De esta manera, romperemos esa barrera que nos separa de lo que ahora nos parece un abismo.

Errores cognitivos y causas más frecuentes del miedo escénico

Existen ciertos errores cognitivos que se dan con frecuencia. Entre estos errores podemos encontrar:

  • Subestimar nuestras propias capacidades.
  • Sobredimensionar las probabilidades de cometer errores.
  • Creer que los demás se darán cuenta de todos nuestros síntomas de ansiedad.
  • Sobrestimación de la posibilidad e intensidad de la crítica y el rechazo.
  • Existencia de una atención selectiva hacia reacciones negativas de los demás y falta de atención a las reacciones positivas.
  • Evaluación muy negativa de nuestra actuación.
  • Exageración de los errores.
  • Recuerdo selectivo de las experiencias negativas.
  • Atribución de los éxitos a factores externos.

Estos errores, como su propio nombre indica, son errores. Por eso, no debemos centrarnos en estos, ni convertirlos en el centro de nuestra experiencia.

Algunas ideas, consejos prácticos y claves positivas para superar el miedo escénico

Algunas ideas positivas para superar el miedo escénico

La gente no acude a verte sufrir, sino a disfrutar con tu discurso

Las personas tenemos mucho que hacer, para ir a sacarle provecho a un conferenciante. Lo que todos buscamos es aprender, disfrutar, compartir ideas. Dale a tu público lo que quiere, es lo mismo que quieres tú. ¿Para qué perder el tiempo en pensamientos negativos?

Ensaya, entrena, practica

Lo de visualizar está muy bien, pero eso no significa que te abandones a la suerte. Practica, entrena, ensaya. Llámalo como quieras. Pero, como a hablar se aprende hablando, ¿a quién aburro repitiendo el mismo discurso una y otra vez?

No es necesario, al menos hasta que no tengas seguridad en ti mismo. Llena una habitación de juguetes o papeles pintados con caras y habla para ellos. Si te equivocas, ¡genial! Tienes una gran oportunidad para improvisar, una capacidad imprescindible para desenvolverse en público.

Y, por supuesto, grábate y analiza lo que haces. Esto es algo que a muchas personas les da un gran pánico. No importa, tú grábate y mira los vídeos cuando sientas que lo has hecho bien.

Tal vez tengas que repetirlo muchas veces, pero no importa. Te ayudará a ganar confianza y a mejorar muchísimo.

No permitas que nadie te diga que no puedes

Aléjate de esas personas tóxicas, que se dedican a echar su mala vibra sobre ti. Céntrate en la gente que te anima, que te apoya y que confía en tus posibilidades.

¿Eres tú el que se autosabotea? Entonces, es hora de salir a tirar la basura. Libérate de pensamientos negativos y quiérete.

Cómo dominarte y controlar la situación

Ya te has visualizado, has ensayado, te has llenado de energía positiva y has practicado. Estás preparado para salir a triunfar.

Pero, aún sientes un pequeño temblor en las piernas o notas una especie de sudor frío, que te recorre todo el cuerpo. Puede que estés un poco nervioso, pero también que estés emocionado. Intenta canalizar tus energías y haz lo siguiente:

Habla con pasión y enamora a tu público

La gente tendrá más interés por lo que dices y se involucrará en el discurso. La energía positiva que desprendas al hablar, te irá alimentando durante la charla.

Divide tu discurso en parte fáciles de diferenciar

Esto te ayudará a enfrentar cada parte de forma independiente, a memorizar el discurso y a sentir que evolucionas con éxito. También, para tu público también será más fácil escucharte.

Respira hondo

Las técnicas de respiración son fundamentales para hablar en público y superar el miedo escénico, igual que para relajarse y concentrarse. Practica la respiración diafragmática antes de salir a hablar, consciente de lo que haces. Oxigenarás tu cuerpo y te sentirás más tranquilo.

Tómate un vaso de agua

No te olvides de beber un vaso de agua tranquilamente. Eso le enviará a tu cerebro un mensaje de tranquilidad. Es más, ten a mano agua mientras hablas. Puedes tomar un sorbo de vez en cuando, aprovechando el paso entre una sección y otra, o mientras alguien formula una pregunta.

Siempre que puedas, aprovecha la tecnología

No significa que lleves tu discurso escrito y la leas, por supuesto que no. Se trata de que te apoyes en la tecnología para facilitar tu discurso, a través de diapositivas que te ayuden a estructurar la charla, fotos que hagan más gráfico lo que dices o cualquier otra cosa, que te facilite las cosas y que ayude al público a captar mejor el mensaje.

Acude con tiempo al lugar del acto

Así, además de poder explorar con calma la sala y de visualizarte en ese contexto, puedes comprobar que todo lo que necesitas está bien: luces, conexiones eléctricas, equipo informático, etc.

Mas técnicas, tips y trucos para vencer y superar el miedo escénico

El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.

Mas técnicas para vencer y superar el miedo escénico

Cuando preguntas a miles de personas ¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando tienen que hablar en público? Las respuestas son múltiples, aunque las más comunes son: “¡UFfff!”. “Dios, ¿Y qué digo?”. “Dios mío, seguro que lo hago mal”. “No, por favor”. “¡Qué vergüenza!”. “Espero que la gente esté distraída y no me escuchen”. “Lo voy a pasar mal”. “Seguramente me temblará la voz o me pondré rojo”. “Me voy a quedar en blanco”. “Lo haré mal”. “Socorro”. “¡Tierra trágame!”. “¡Quiero desaparecer!”. “¿Qué pensarán de mi?”. “¿Por qué no puedo ser invisible?”.

Y sólo en pocos casos te responderán: “!Venga que yo puedo!”, “Lo voy a hacer genial”, “¡Voy a preparármelo!”, “Tengo una oportunidad para demostrar de qué soy capaz!”. “¡Me encanta!”.

El miedo escénico es una reacción que nace a partir del desconocimiento, la ignorancia y la falta de certeza, todo lo que no conocemos, es factible de que nos de miedo. El miedo escénico es la fobia social más frecuente en nuestra sociedad. También es cierto, que un niño podría salir delante de un escenario, decir unas frases sin problema, y cuando ese mismo niño llega a la edad de la adolescencia, podría presentar dificultades para intervenir ante el público.

Esto ocurre porque el miedo escénico es impuesto por el entorno, lo aprendemos, además que parte del problema, es por sistema de educación, que no nos enseña a hablar en público, ni a superar nuestro miedo. En muchas ocasiones, se escucha a miles de personas decir, que los primeros segundos al hablar en público, es cuando peor se pasa, cuando realmente se siente el miedo escénico, en todo su esplendor. En estos casos, el recurso que mejor resultado ha generado para reducir la ansiedad al hablar en público, ha sido un ejercicio de relajación y visualización. Logrando cambiar la imagen negativa, que tienen ellos mismos al hablar en público, por una representación interna positiva y que les ayude a enfrentarse con mucha seguridad.

5 técnicas y para superar el miedo escénico

Consigue sentirte cómodo ante tu auditorio, para eso comparto contigo algunas recomendaciones:

1) Prepárate muy bien para tu presentación. Mientras más domines del tema, más seguro estarás.

2) Si tienes la posibilidad de conocer quienes asistirán, revisa videos que tengan subidos a Internet para conocerlos en más profundidad.

3) Acude con tiempo suficiente a la presentación, así tendrás tiempo de solventar todos los problemas técnicos que puedan surgir.

4) Saluda a los participantes y habla con ellos mientras comienzas la intervención, esto te ayudará a entrar en confianza y estar más relajado, posteriormente podrás dirigirte a ellos durante tu intervención.

5) Habla de lo que conoces, dominas y te apasiona.

6) Sé tú mismo.

Curso digital sobre como superar y quitar el miedo escénico

Con este curso virtual vas aprender nuevas habilidades y a dominar hablar en publico paso a paso, cantar sin miedo, exponer frente a todos, ser músico, etc.

¿Te sucede esto cuando expones?

  • Quedas sin aire o con la mente en blanco.
  • Te pones rojo, te tiembla la voz, las manos.
  • Días antes ya lo pasas fatal.
  • Te entristece prepararte y que no salga bien.
  • Estás demasiado pendiente de cómo lo haces.

Expresa tus ideas con claridad y calma, no temas hacer el ridículo,vence la timidez y que no te quite más oportunidades. No lo has probado todo… Yo te puedo ayudar a mostrar todo tu valor.

El tratamiento en ebook Adiós Miedo Escénico como terapia te ayudará a:

  • Hablar en público o en pantalla sin nervios y aprender a controlarlos.
  • Actitudes y estrategias para vencer el miedo escénico.
  • Formas de vencer y superar el miedo escénico.
  • Reducir la ansiedad ante una presentación.
  • Gestionar el miedo escénico.
  • Perder el miedo al pánico escénico para hacer exposiciones persuasivas.
  • Aumentar tus posibilidades de carrera.
  • Hacer dinámicas y ejercicios para vencer el miedo escénico.
  • Comunicar tus ideas de forma clara.
  • Dormir mejor.
  • Amplificar tu voz y que te escuchen.
  • Lograr más fácilmente tus objetivos.
  • Conectar con los demás.
  • Potenciar tu comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *